//
estás leyendo...
Uncategorized

Little Doll


La luz estaba apagada pero podía sentirse su presencia. No respiraba, no había ruido que pudiera delatarlo pero sin duda estaba allí.

Escondido entre las sombras observaba los intentos de su amo por encontrar el interruptor que diera fin a la atmosfera lúgubre de la sala. Allí está! Fin del espectáculo. Era hora de correr, antes que las rollizas manos de aquel hombre lo atraparan sin compasión. Y así lo hizo, dio saltos por la sala que ya dejaría la silenciosa paz por el sonido chillón de aquel hombre llamándolo con diminutivos atroces como pequeña muñequita. Parecía que el tonto olvidaba que su sexo era masculino.

Fue entonces cuando recordó que ese hombre tan molesto podía servirle de algo, así que bajo la velocidad y se dejo agarrar sin que el tonto sospechara que ese era su propósito. Caricias pegajosas, besos en su piel harían urgente un baño de lamidos para borrar la huella de aquel extraño gesto. La hora del espectáculo había empezado, ronronear, maullar suavemente levantando la cabeza a modo de doncella desvalida y, al cabo de tres minutos, su plato de comida estaría lleno.

Mientras comía, observaba al hombre dirigirse a su cuarto, escucho el agua de la ducha correr y unos  momentos más tardes los pasos de chapoteo en el cuarto. Hora de dormir para la mole, hora del experimento para aquel animal. Luego de la limpieza de rigor que borraría las huellas de suciedad posible, se acercó sigilosamente a la habitación. Emitió un sonido grueso y preciso “hola” el hombre ya entre dormido se sobresaltó y preguntándose quién estaba allí. El pequeño animal rió a sus adentros quedándonos nuevamente inmóvil. Dejo pasar un rato más y nuevamente emitió el sonido “hola” esta vez más cerca y más claro. El hombre nuevamente se levanto, está vez tomó un abrecartas que estaba en el escritorio de su cuarto y se dedico a revisar toda la casa sin hallar al dueño de esa voz.

El pequeño reía para sus adentros, era la hora del aullido y comenzó a chillar sin control como si viera algo detrás de las cortinas. En este punto las palpitaciones y el sudor empezaron a mezclarse y a convertir aquel pequeño departamento en el recinto de las feromonas del terror. El hombre abrió la puerta de su closet donde escondía más de una docenas de figuras de santos y reliquias de su religión, creencia que en el pasado había sido la causante de la muerte de tantos animales como cabras, gallinas y, aunque muchos lo olvidaron, de gatos.

Encendió las innumerables velas de colores y allí arrodillado empezó a rezar  elevando canticos en una lengua extraña irreconocible para muchos. En la ventana, un grupo de palomas empezó a posarse en el dintel emitiendo aquel sonido de gorjeos tan peculiar de estas aves. Las sombras de las aves se mostraban ondulantes a la luz de las llamas, haciéndolas parecer dragones; era la hora de acechar. Los ojos del animal brillaban y lo miraban con fuerza al punto de hacer voltear al fervoroso cobarde. Cruzaron las miradas, el hombre noto algo extraño, los ojos de su mascota ya no eran dulces ni gatunos, ahora estaban inyectados por un color rojo intenso. En un instante el animal saltó, se escucho un grito ahogado y luego el silencio.

De mañana un taxista escuchaba la voz agradable del locutor de radio del acostumbrado programa informativo de la región. Hablaba de la noticia del día: Incendio en apartamento deja un fallecido. El locutor describía la foto que aparecía en el periódico de la zona “Un cuarto irreconocible, lleno de muebles retorcidos producto del fuego, todo se ve negro pero…. Qué extraño… parecen verse huellas  de animales en el techo y en la paredes… jajajaja – rió el locutor – creo que el café de esta mañana estaba algo fuerte eh jajajaja – dijo bromeando – y ahora escuchemos la canción solicitada por uno de nuestros oyentes un clásico de los Stooges titulado Little Doll en español pequeña muñequita”.

dark-cat

Melina Victoria Mireles Blanco Uribe.

18 de mayo de 2014

Anuncios

Acerca de yunquizas

Ciencia y Arte. La Psicología del Artista en Escena… Alma Libre en un Mundo de encierros…

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mayo 2014
L M X J V S D
« Jul   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Blog Stats

  • 45,493 hits
A %d blogueros les gusta esto: